Esta página utiliza cookies para mejorar el servicio a nuestros usuarios

Poner como página de inicio. Añadir a favoritos.
Company Logo

Buscar

Menú principal

Maternidad en China

En las familias tradicionales estrictas, la mamá se queda en cama e incluso el marido debe alejarse de ella hasta que se recupera totalmente. La madre debe reposar en casa durante un mes tras el nacimiento con una ayudante, normalmente la suegra, que hará todas las tareas domésticas y cuidará de ella y del bebé.

Para anunciar el nacimiento el papá envía dinero y vino a los familiares de su esposa para decirles el sexo del bebé. También se envían huevos rojos a sus amigos y parientes para comunicar la buena noticia. En las zonas rurales las mamás reciben un huevo cocido si es niño y nada si es niña.

Los niños recién nacidos suelen recibir nombres sencillos para que los espíritus cuiden de ellos, mientras que las niñas reciben nombres más bonitos.En china se considera que es mala suerte dar nombre a un bebé antes de nacer. 

Maternidad en la India

En la india se celebran varias ceremonias durante el embarazo, una de ellas en el tercer mes de gestación (la Punsavana) para proteger el feto y animarle a fortalecerse y crecer. El Simantonnyana (la ducha del bebé) se celebra en el séptimo mes en el que la madre aprende las tradiciones de la maternidad hindú. El nacimiento del bebé es un gran acontecimiento en el ciclo de la vida y de la muerte para los hindúes y se tiene que celebrar con toda la comunidad. Las mamás deben descansar 40 días después del parto. Los rituales de nacimiento se utilizan para dar la bienvenida al nuevo bebé y limpiar la impureza.

Maternidad en países musulmanes

La figura de la madre tiene un valor muy importante en la religión musulmana. El nacimiento de un nuevo hijo es una gran alegría por se considera un favor de Alá (Dios). Los bebés se lavan tras el parto y lo primero que debe oír es la palabra  "adhaan".

Los padres suelen ponerle un poco de jugo de dátil a probar porque el primer sabor que debe probar es el dulce. De esta forma, se le da la bienvenida a los dulzores de llevar una vida musulmana correcta.

Una semana después del nacimiento se corta el pelo para eliminar impurezas e infortunios como símbolo de que ahora es un sirviente de Alá. En algunos países, el pelo se pesa y la familia dona el equivalente de su peso en plata a obras de caridad como agradecimiento.




Todo el material al que este sitio hace referencia es puramente informativo.
Si tiene cualquier consulta, diríjase a un profesional (matrona, médico, pediatra) que le podrá orientar según su caso particular
© Copyright, 2021. Aviso Legal. Contacto.